cabecera

El polietileno reticulado BRASELI está fabricado a partir de un polietileno de alta densidad, y se obtiene mediante un proceso denominado polimerización, en el que moléculas de etileno se unen para formar una cadena de polietileno. La reticulación consiste en el establecimiento de uniones entre las cadenas de polietileno, proporcionando al tubo elevada resistencia a la presión y temperatura. El polietileno resistente a temperatura PERT tiene una estructura molecular que no necesita de proceso de reticulación.


No altera el olor ni el sabor del agua potable. No le afecta la corrosión ni la erosión.  Debido a su bajo coeficiente de fricción tiene muy pocas pérdidas de carga. No se producen adherencias e incrustaciones, ni aumenta la rugosidad con el paso del tiempo.


Su ligereza y flexibilidad facilita el transporte, el almacenaje y la instalación. Posee memoria plástica, las tuberías recuperan su forma con el paso de un tiempo, o con aplicación de aire caliente.